Una adolescente de 13 años murió por una descarga eléctrica tras tocar los cables de un reflector

A las 18:20 de este martes, agentes de la Comisaría Tercera de Sáenz Peña concurrieron a un domicilio del barrio Monseñor de Carlo donde una adolescente de 13 años recibió una descarga eléctrica al tocar los cables de un reflector, que carecía de aislante en sus uniones.

En el lugar se entrevistaron con los familiares, quienes comentaron a los efectivos los pormenores del hecho y que la niña fue llevada al Hospital 4 de Junio.

Luego de entrevistar con la familia de la menor, asistieron al hospital y supieron que Tiziana Montenegro sufrió descarga eléctrica en su domicilio y que el doctor que la atendió informó que la paciente presentaba “Escara en palma y cuarto dedo mano izquierda (lesión por quemadura) quien luego de realizarles maniobras de RCP dio como resultado negativo”.

La Fiscalía en turno, dispuso que el cuerpo sea trasladado a la Morgue Judicial y luego de finalizada la autopsia sea entregado a sus familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *